TAG Heuer, relojes que definen la identidad

Lucir un reloj TAG Hauer en la muñeca es, sin ningún género de duda, una de las mejores señas de identidad. Esta firma suiza representa en el mundo de la alta relojería el diseño excepcional, mecanismos de precisión -sus cronómetros son de los mejores del mundo- y acabados de máxima calidad. TAG Hauer nació en 1860 en la localidad suiza de St. Imier de la mano de Edouard Heuer. Desde su nacimiento ha sido una marca -inicialmente conocida sólo como Hauer- que ha patentado numerosos avances técnicos, una muestra de los elevados conocimientos de sus relojeros. En 1882 creo su primer cronómetro y cinco años después patentaba el piñón oscilante, un mecanismo que casi 120 años después aún se emplea en los cronómetros mecánicos.

Durante los primeros años del siglo XX la marca vive una etapa de esplendor con el lanzamiento de cronómetros para coches, aviones y también de pulsera, desarrollando en 1916 el primer cronómetro que mide centésimas de segundo. En las primera olimpiadas del siglo pasado las pruebas se cronometran con relojes Hauer y durante la Segunda Guerra Mundial son muchos los aviones alemanes equipados con relojes de esta marca.

Hauer ha tenido una vinculación enorme con el mundo del deporte, de la aviación y de la aeronáutica, como lo demuestra que el astronauta John Glenn portara a principios de los años sesenta un reloj de esta firma suiza en su muñeca durante un vuelo orbital.

La relación con el mundo del deporte, sobre todo con el automovilismo, le lleva a lanzar modelos directamente vinculado con los coches: Autavia, Carrera, Mónaco... De la mano de Breitling y Hamilton, Heuer desarrolla el Calibre 11, el primer calibre automático junto con otro creado por la firma Zenith.

En 1985 la empresa TAG, dedicada a la fabricación de componentes para coches de Fórmula 1 y propiedad de un empresario saudí, adquiere Heuer y la firma relojera es rebautizada como TAG-Heuer. Cinco años después la empresa pasa a manos del grupo LVMH, propietaria de numerosas marcas relacionadas con el mundo del lujo y la moda, como las también relojeras Zenith o Hublot.

En la actualidad, TAG Heuer tiene ocho colecciones: Carrera, Grand Carrera, Monaco, Link, Aquaracer, Fórmula 1, SLR y Professional Sports Watch. Además, cuenta con numerosos modelos de alta relojería, como el Heuer Carrera Mikrograph, el Carrera Mikrotimer Flying, el Carrera Mikrotourbillons, o el Monaco V4.

Aunque los relojes TAG Heuer se relacionan habitualmente con el mercado masculino, la firma suiza cuenta en su catálogo con auténticas joyas. El último lanzamiento de la marca es el TAG Heuer Fórmula 1 Lady. Se trata de un reloj precioso, tecnológicamente insuperable y que cuenta con una esfera en la que brillan con luz propia 49 diamantes Wesselton dispuestos en hermosos círculos, cristal de zafiro resistente a los arañazos, bisel fijo en acero y cerámica , caja de acero pulido y pulsera de acero y cerámica. Este modelo está disponible con esfera y brazalete en cerámica blanca para mayor simplicidad, o negra para un toque de seducción.