Rolex, los relojes más deseados y más imitados del mundo

Rolex es , sin ningún género de duda, una de las marcas más deseadas e imitadas del mundo. La relojera suiza es, desde hace décadas, una de las firmas relacionadas de manera más directa con el mundo del lujo y la exclusividad. Hans Wilsdorf creó a principios del siglo XX cuando pensó que los relojes de pulsera podían ser, además de elegantes, fiables y precisos. El primer paso que dio fue apostar por el movimiento creado por un taller relojero de Berna. En 1910 logró el primer certificado cronométrico suizo y poco después obtuvo idéntica distinción en Gran Bretaña por la alta precisión de los relojes de pulsera Rolex, algo que sólo conseguían los cronómetros marinos. En 1926 fabricó el primer reloj resistente al agua. Pero sin duda, el mayor avance de Rolex fue la creación en 1931 del mecanismo Perpetual que permitía dar cuerda al reloj con el movimiento de la muñeca. Este sistema sería la base de los futuros relojes automáticos y sería la piedra angular del movimiento automático Oyster. Otros avances técnicos desarrollados por Rolex son la espiral Parachrom, el bisel cerámico, cajas de acero 904L.

 

Poco a poco, Rolex fue labrándose un prestigio inigualable gracias a la calidad y resistencia de sus relojes. En los años 50 desarrolló un modelo que resistía a cien metros de profundidad, el Submariner, y en años posterior fabricó modelos que se adaptaban a condiciones extremas en deportes como alpinismo, submarinismo, aviación…

 

En la actualidad, Rolex fabrica nueve colecciones para caballero y seis para mujer. Los relojes para hombre son, sencillamente, joyas del clasicismo, como los modelos Datejust, Daydate (fabricado en oro o en platino), Daytona (para los amantes del automovilismo), Deepsea (para submarinistas), Explorer y Explores II (para aventureros), GMT-Master II (fabricado en oro, para viajeros), Milgauss (para amantes de la ciencia y la investigación por su resistencia al magnetismo), Submariner (para amantes de las profundidades submarinas, resiste hasta 300 metros bajo el agua) y Yacht-Master II (para los navegantes, fabricado en oro amarillo, platino u oro Everose).

 

Los modelos femeninos son, si cabe, más lujosos. El Datejust Lady 31 se fabrica en oro amarillo con diamantes incrustados en el bisel, al igual que el Datejust 36 (con esfera más grande). Los modelos Lady Datejust y Lady Datejust Pearlmaster se fabrican en acero y diferentes tipos de oro, alguno de ellos con diamantes, al igual que el Lady Datejust Special Edition. Por último, los modelos Yacht-Master aúnan clasicismo, elegancia y deportividad.

 

Además de estos modelos, Rolex sigue fabricando clásicos que, sin duda, están entre los más buscados por los amantes de los relojes de lujo: el Oyster Perpetual y la colección Cellini, que integra los únicos relojes de esfera cuadrada de Rolex. El Oyster Perpetual es un modelo de leyenda, inalterable al paso del tiempo por su diseño y por la calidad de sus materiales. Los relojes Cellini, creados por Rolex en homenaje al escultor renacentista del mismo nombre, incluye modelos como los Prince, Cestello, Danaos, Cellinium, Orchid… Por último, Rolex fabrica modelos especiales con oro amarillo o blanco y piedras preciosas como diamantes, rubíes y zafiros.

 

¿Y cuáles son los últimos modelos de Rolex? Pues maravillas como el Sky Dweller, el primer Rolex con doble huso horario y calendario anual que señala el paso de los meses, fabricado en oro blanco, amarillo o rosa; el impresionante Cosmograph Daytona, fabricado en oro amarillo, con diamantes en las horas y zafiros en el bisel simulando los colores del arco iris; el elegantísmo Datejust, de oro rosa y con un precioso bisel repleto de diamantes en homenaje al arte del engastado; o el Daydate, fabricado en oro, con diamantes en las horas y rubíes o esmeraldas.

 

Los precios de estas maravillas oscilan entre los 5.000 y los 26.000 euros, aproximadamente.