Viktor & Rolf, moda de vanguardia

Los holandeses Viktor Horsting y Rolf Snoeren se unieron en 1993 para crear Viktor & Rolf, una firma con la que poner en marcha sus proyectos. Compañeros en la Academia de Arte y Diseño de Arnhem, al acabar los estudios se trasladaron a París para iniciar su carrera profesional juntos. Con su primera colección, llamada 'Hyères', dieron el salto definitivo gracias a los numerosos premios que logró en el Salon des Jeunes Europeen Stylistes. A partir de ese momento Viktor & Rolf se consolidaron como diseñadores de vanguardia, capaces de romper moldes y tendencias apostando por la experimentación y la creación.

 

Fruto de esta apuesta fueron colecciones como 'Muñeca Rusa', presentada para la temporada otoño/invierno 1999-2000 en la que una única modelo era vestida por los propios diseñadores sobre una plataforma giratoria, colocándola nueve prendas distintas una encima de la otra. Otras presentaciones vanguardistas fueron las de las colecciones 'Atomic Bomb' o 'Black Night', en las que las modelos desfilaron dos veces: una participando en una perfomance y otra mostrando los diseños. Además, Viktor & Rolf cuentan con diferentes artistas para presentar sus creaciones, como Tilda Swinton, Tori Amos, Rufus Wainwright...

 

En apenas diez años, la trayectoria de esta pareja de diseñadores/artistas es fulgurante y en 2003 el Museo de la Moda de París presenta una retrospectiva de sus trabajos. Al tiempo que crean colecciones vanguardistas, Viktor & Rolf colaboran con otras firmas, como H&M o Samsonite, y lanzan nuevos productos con su marca, como calzado, complementos, gafas, perfumes e incluso en 2005 abren una tienda en la 'manzana de oro' de Milán. En 2008 organizan una exposición con motivo del 15 aniversario de la firma en la que muñecas de porcelana llevan sus modelos más icónicos recreados en miniatura. A partir de ese momento, Viktor & Rolf han creado diseños para sus muñecas de porcelana, que sin duda son las protagonistas de la gigantesca casa-estudio que poseen en Amsterdam.

 

Ese mismo año se cierra un acuerdo que marca un antes y un después en la trayectoria de esta pareja de holandeses: la firma de una alianza con Renzo Rosso, el magnate italiano que con su empresa Only The Brave les impulsa para desarrollar nuevas colecciones, nuevos productos y mejorar la distribución, todo ello sin intervenir en su proceso creativo.

 

En la actualidad, Viktor & Rolf siguen apostando por la vanguardia, aunque de una manera algo más descafeinada, con diseños que recuerdan los uniformes escolares (tonos azules y blancos, faldas de cuadros, chaquetas con escudos, chalecos y jerseys...), prendas cómodas pero muy clásicas, como camisas sin mangas con adornos metálicos en el cuello, faldas negras hasta la rodilla, bermudas, mocasines... Todo ello en una gama cromática reducida: blancos, grises, azules y negros.