Philipp Plein, el lujo contemporáneo

Philipp Plein Patrick es en estos momentos el diseñador alemán con más futuro. Compatriota del legendario Karl Lagerfeld, Plein nació en Munich en 1978 y con solo 20 años ya realiza sus propios diseños de muebles, un interés incentivado por sus padres, amantes de los viajes, los museos y las culturas extranjeras. En el año 2000 lanza la colección Home, que incluye muebles de interior y de jardín, lámparas, ropa de hogar e incluso accesorios para mascotas, aunque no sería hasta 2004 cuando su primera colección de ropa para hombre, mujer y niño, y dos años después su colección de complementos. A partir de ese momento inicia una prometedora carrera que la sitúa rápidamente en la élite de la moda mundial.

 

En el año 2008 lanza Philipp Plein Couture, una línea de ropa separada del resto que cuienta con Naomi Campbell y Marcus Schenkenberg como protagonistas de la campaña de presentación. Un año después inaugura el showroom de Milán y la primera tienda insignia en Monte Carlo. La expansión de la firma sigue imparable gracias a la enorme aceptación de los diseños de Plein. En 2010 abre nuevas tiendas en Viena, Kitzbühel, Moscú, Cannes y Saint-Tropez e inaugura un showroom en Düsseldorf, a los que seguirán en años sucesivos nuevas tiendas en Marbella, Baku, Milán, Macao, Seúl, San Petersburgo, Dubai, Amsterdam y Berlín.

 

Philipp Plein es en la actualidad una marca relacionada directamente con el lujo, tanto en los diseños de ropa, como en complementos y artículos para el hogar. Plein basa su éxito en el empleo de tejidos y materiales de primera calidad, diseño innovador y un espíritu joven que le hace totalmente distinto. El objetivo de esta firma es fijar las tendencias en lugar de seguirlas, lo que le obliga a ser extraordinariamente original y pefecta. El gusto de Philipp Plein por el lujo y la calidad se traslada a sus tiendas, cuyo diseño invita a los clientes a entrar para sumergirse en un mundo de lujo, placer y excitación. Todas las tiendas apuestan por una imagen en blanco y gris, espejos, materiales ricos...

 

En su nueva colección para la primavera/verano 2014 Philipp Plein ha roto moldes recurriendo exclusivamente a modelos negros para presentar sus diseños. La ropa, además, recurre tan solo a dos colores: blanco y negro, mientras que los accesorios son todos plateados y brillantes. Sin duda, las prendas no dejan indiferente a nadie, sobre todo a aquellos que disfrutan de moda exclusiva y lujosa como la que diseña este alemán diferente.