Martin Margiela, el genio excéntrico de la moda

Martin Margiela es uno de los diseñadores más vanguardistas de los últimos tiempos por su apuesta por la reutilización de objetos y materiales y por su vinculación al conocido grupo 'Los Seis de Amberes', un colectivo formado por Dirk Bikkembergs, Ann Demeulemeester, Walter Van Beirendonck, Dries van Noten, Dirk Van Saene y Marina Yee surgido en la Royal Academy of Fine Arts de Amberes, donde Margiela se graduó en 1980. Después de trabajar como asistente de Jean Paul Gaultier durante varios años creó su propia marca, Maison Martin Margiela, en 1988. Presentó su primera colección ese mismo año en París y no pasó desapercibida por su apuesta por la innovación a partir del desconstructivismo, es decir, diseños extravagantes concebidos como arte y no como ropa convencional. A pesar de ello, en 1997 es elegido como director creativo para las colecciones de mujer de una firma como Hermés.

Su excentricidad le lleva a no dejarse ver con demasiada asiduidad, de hecho no acude a sus propios desfiles y no existen fotografías suyas, y a etiquetar sus prendas, muchas de ellas realizadas a partir de materiales reciclados, empleando los número del 0 al 23 y sin que aparezca su nombre. Incluso en la presentación de algunas de sus colecciones las modelos, que en ocasiones ni siquiera son profesionales, desfilan con el rostro oculto. En sus colecciones, además de prendas para hombre y mujer, encontramos complementos, zapatos, perfumes, gafas e incluso publicaciones. Muchos le consideran un verdadero artista, otros un loco excéntrico y la mayoría un personaje indispensable para el mundo de la moda.

Y un diseñador tan raro y oscuro como Margiela ¿qué propone en sus colecciones? Pues depende de la inspiración del creador, pero para el próximo verano apuesta por colores vivos y alegres, como los naranjas, fucsias y azúles turquesas; telas lisas o con fotografías estampadas; conjuntos en un solo color, sin combinar tonos, y vestidos cortos.