Christopher Kane, el diseñador audaz

El caso de Christopher Kane puede ser considerado único. Con menos de treinta años, este diseñador escocés fue capaz de levantar su propia marca y vender el 51% de la misma al gigante francés Kering. La historia de Kane arranca muy pronto cuando siendo un niño se dedica a grabar y visionar los desfiles de las pasarelas más importantes, especialmente los de sus diseñadores favoritos: Versace y Lacroix.

 

Con 18 años abandona Escocia y se traslada a Londres para estudiar diseño en la escuela Saint Martins. En 2006 muestra su colección de graduación en un desfile que causó tal sensación que la editora de Vogue, Anna Wintour, y la diseñadora Donatella Versace, se encargaron de impulsar su carrera con un artículo en la revista y con una oferta de trabajo. Tres años después de aquel desfile Kane ya era director creativo de Versus, la marca juvenil de Versace.

 

Al mismo tiempo, Christopher Kane puso en marcha su propia empresa que crece a un ritmo impresionante: en 2006 lanza su primer colección, en 2007 colabora con la firma Topshop y en 2009 vende su colección de primavera en 24 horas a través de internet. A partir de ahí todo han sido éxitos para Kane, cuya genialidad le ha llevado a conquistar todas las pasarelas y los elogios generalizados de toda la crítica. En enero de 2013 el holding francés Kering compra el 51% de su marca, lo que le permite expandirse con el respaldo económico y la independencia creativa suficiente. De momento, abrirá su propia tienda en la calle Mount de Londres, una zona en la que ya tienen boutiques firmas como Chanel, Céline, Longchamp… , y creará una colección de accesorios y una línea de ropa a precios bajos.

 

¿Y cuál es el estilo de Christopher Kane? Principalmente, la apuesta por la ruptura y la innovación, la combinación arriesgada de tejidos y conceptos: abrigos de piel con minifaldas y vestidos descosidos que muestran la piel, bordados, tejidos transparentes con flores, una gama de colores amplísima, prendas ceñidas y otras holgadísimas, etc. Sin duda, Kane será uno de los diseñadores que marcará la moda de las próximas décadas.