Cerruti 1881, la marca que rompió moldes

Cerruti es una de las firmas italianas de mayor prestigio y tradición en el mundo de la alta costura. Su origen se remonta a 1881, cuando Antonio Cerruti puso en marcha una taller de tejidos en la localidad de Biella. No obstante, el salto a nivel mundial de esta marca no llegaría hasta que Nino Cerruti, junto a su hermano, se hizo cargo en los años cincuenta de la empresa creada por su abuelo. A partir de ese momento Fratelli Cerruti -así se llamada la firma- empieza a producir su propia ropa y en 1957 crea la primera colección de prêt a porter, que rápidamente fue ensalzada por la prensa y la opinión pública. Cerruti, que había tenido que dejar sus estudios de Filosofía, se encargó de marcar tendencia en la moda masculina con frases como “La elegancia es el primer hombre”.

A mediados de los años sesenta la empresa, que pasa a llamarse Cerruti 1881, instala su boutique principal en la Place de la Madeleine, en París. Nino Cerruti supo ver que el mundo, y las modas, cambias rápidamente y por ello sus modelos son siempre innovadores, tanto por el diseño como por el empleo de materiales novedosos, como el lino.

 

A finales de los años sesenta Cerruti se lanza al diseño de ropa de mujer, donde recurre a algunas de las líneas empleadas en los modelos masculinos. El resultado son siluetas andróginas que en su momentos fueron una revolución y un distintivo claro del sello Cerruti que otros diseñadores no tardaron en adaptar. En 1976 se pone en marca la línea exclusiva para mujeres que, a la postre, resultó el punto de partida de la expansión de la firma a nivel mundial. Las ventas en Japón y Estados Unidos se dispararon y el sello Cerruti quedó vinculado para siempre al mundo del lujo y de la modernidad.

 

Poco a poco Cerruti fue aumentando su gama de productos y a la ropa para hombre y mujer se sumaría en 1978 el primer perfume: Nino Cerruti pour homme. El éxito fue tal que unos años después aparecería la versión femenina y nuevas fragancias, como Nino Cerruti 1881. En la década de los 80 llegan las prendas deportivas, con tejidos técnicos adaptados a modelos de inspiración deportiva. Además, el mundo del cine también se volvió loco durante los años ochenta con los modelos de Cerruti: Jack Nicholson, Richard Gere, Kathleen Turner y Faye Dunaway, entre otras estrellas de Hollywood, vestían de Cerruti, que se haría muy popular con los modelos lucidos por los protagonistas de la serie Miami Vice. Además, Cerruti diseñó el vestuario de películas como “Instito Básico”, “Las Brujas de Eastwick”, “Pretty Woman”, “Wall Street”,… En los años noventa se incorporan a la marca diseñadores como Narciso Rodríguez, que más tarde marcharía a Loewe, Pedro Speliopolus o Donna Karan. En 2001 el grupo italiano Fin.Part se hace con la marca. Nino Cerruti pierde el control de la misma y en 2002 realiza su último desfile en las pasarelas. En la actualidad, Cerruti pertenece al grupo Trinity Group Ltd, una empresa con sede en Hong Kong que en abril de 2011 se hizo con el control de la marca.


En la actualidad Cerruti 1881 diseña y comercializa líneas de prêt-à-porter para hombre bajo la marca Cerruti 1881 mientras que las líneas de perfumes, artículos de cuero, relojes, joyas, gafas, corbatas, zapatos, instrumentos de escritura, y prendas de vestir y ropa casual para hombres y mujeres bajo la marca Cerruti 18CRR81.


Cerruti 1881 presentó este verano en París la colección masculina para este invierno. Se trata de modelos de elegancia clásica, con toques modernos, tejidos de calidad y texturas suaves. La simplicidad no impide que las prendas masculinas resulten innovadoras, con toques de inspiración militar, los colores abarcan diferentes grises y el juego entre el blanco y el negro.