Robbe & Berking, plata de lujo

Robbe & Berking es una de las platerías más importantes del mundo. La historia de esta empresa alemana arranca en el último cuarto del siglo XIX cuando Nicolaus Christoph Robbe, tatarabuelo del actual propietario, fundó la platería Flensburg. Trabaja solo en su taller, ayudado sólo por su esposa, y produce cuberterías de plata y otros accesorios de mesa a partir de los encargos y diseños de los joyeros de la zona. Robbe destacaba por su habilidad y en 1897 contrata a un ayudante: Robert Berking, que venía de la Braunschweig Bürgerhaus. Con el paso del tiempo Robert Berking se casó con la hija de su jefe y consiguió el 50% de la participación en la todavía pequeña empresa. La llegada de Berking fue un revulsivo para el taller, que empezó a crear sus propias colecciones de cubertería y otros objetos de plata y también amplió el mercado de la empresa a otras zonas de Alemania. Apenas diez años después de la incorporación de Berking la empresa contaba ya con doce empleados y había ampliado su taller, pero la desgracia quiso que un accidente acabara con la vida de Berking en 1908 cuando sólo contaba 35 años.


Tras el fallecimiendo de Robert Berking obligó a tomar las riendas de la firma a su esposa con el apoyo de su padre y su hermano. En 1925 el hijo mayor de los Berking, Theodor, empezó a dirigir la empresa, convirtiéndola en las cuatro décadas siguientes en una de las platerías más respetadas de Alemania, llegando a contar con más de un centenar de empleados. La Segunda Guerra Mundial interrumpió la expansión de la firma que se dedicó a la fabricación de cruces militares.

Tras la guerra, Robbe & Berking recupera el pulso y de la mano de Robert Berking, que se hizo cargo de la dirección en 1957, se convierte en el mayor fabricante de cubiertos de plata de Alemania, amplía las colecciones y comienza la conquista de mercados extranjeros gracias al acabado y calidad de sus creaciones.

En 1997 Oliver Berking, la quinta generación familiar, se pone al frente de la empresa después de estar doce años trabajando junto a su padre. Con el objetivo de cumplir el lema de su tatarabuelo: “Otros pueden hacerlo más barato, pero no puede ser mejor”. Robbe & Berking renuncia a deslocalizar la producción, lo que le permite mantener el control de sus creaciones y también la calidad de las mismas. Como ejemplo de la calidad de sus cuberterías, los mejores hoteles y restaurantes del mundo cuentan con ellas para dar servicio a sus clientes.

 

En el siglo XXI comienza la diversificación de la empresa con la puesta en marcha de Robbe&Berking Classics, dedicada a la construcción de yates clásicos realizados exclusivamente con madera. Más tarde, ponen en marcha una empresa de comercio de metales preciosos que produce monedas y lingotes de plata y oro. También ha creado una colección de joyería en oro y plata en la que El último hito de esta firma de lujo alemana ha sido la colaboración con BMW para fabricar en plata algunos elementos y piezas de uno de sus modelos de lujo.