Salvatore Ferragamo, los zapatos de las estrellas

Los zapatos Salvatore Ferragamo son considerados por muchos como los mejores del mundo. Ciertamente, el calzado de esta marca italiana está entre los de mayor calidad y fama. Ferragamo nació en 1898 y se hizo famoso durante los años veinte como diseñador de calzado para actores y, sobre todo, para actrices de Hollywood, hasta que decidió regresar a su Italia natal para poner en marcha en Florencia su propia marca.

Durante años sus diseños incorporaron novedades como los tacones de cuña o el tacón de jaula. Salvatore Ferragamo producía calzado hecho a mano por cientos de artesanos, lo que daba a sus modelos un toque de exclusividad y de calidad inigualable. Durante décadas sus zapatos lucieron en los pies de las mujeres más ricas y famosas del mundo: aristócratas, actrices, modelos... En su taller guardaba cientos de moldes de los pies de las mayores celebridades de la época.

Supo adaptarse a los tiempos y durante la guerra y la postguerra no dudó en emplear materiales modestos, como el mimbre y el corcho, para sus creaciones. En 1947 lanza la asombrosa 'sandalia invisible', un año después abre tienda en Nueva York y en 1949 lanza su primer bolso. Balerina de gamuza con correa, botines de terciopelo... La creatividad de Ferragamo no tenía límites.

En 1960, cuando se encontraba en su plenitud creativa, Salvatore falleció y dejó su marca a su esposa y a sus seis hijos, quienes se hicieron cargo del negocio hasta convertirlo en uno de los referentes mundiales no sólo del calzado, sino también de todo tipo de complementos. De todos sus hijos fue Fiamma -fallecida en 1998- la que heredó la genialidad creativa de su padre, creando en 1978 los zapatos 'Vara'. En la actualidad, Salvatore Ferragamo es una marca mundial, con una excepcional penetración en el mercado asiático, que diseña perfumes, gafas, bolsos, pañuelos y todo tipo de complementos.

Desde 1995, un museo instalado en el Palacio Spini de Florencia recoge las creaciones de Salvatore Ferragamo y otros modelos de calzado de los siglos XVIII y XIX. En la actualidad, el museo también sirve para la celebración de eventos relacionados con la moda y organiza exposiciones, como lo que se celebró en enero de 2013 sobre Marilyn Monroe, una de las estrellas de Hollywood que lució los modelos del inigualable diseñador italiano.