Manolo Blahnik, zapatos eternos

Si hablamos de firmas de calzado exclusivas no podemos olvidarnos de Manolo Blahnik, el diseñador tinerfeño creador de una de las marcas más prestigiosas. Nació en Santa Cruz en 1942, hijo de un checo y una tinerfeña, empezó a estudiar Derecho en Suiza, aunque luego se decantó por la Arquitectura y finalmente decidió irse a París para estudiar Arte. En 1970 se instala en Londres, donde se introduce en el mundo de la moda gracias a su trabajo como fotógrafo y gracias al contacto establecido en 1971 con la editora de la revista Vogue.

 

A partir de este momento encauza su carrera profesional hacia el diseño y en 1973 abre su primera tienda en Londres. La historia de Manolo Blahnik en las cuatro década siguientes es increíble: sus modelos están entre los más exclusivos del mundo, sólo se venden en sus tiendas y en algunas boutiques exclusivas, hay que esperar meses para hacerse con unos 'Manolos', como son conocidos sus zapatos, que cuestan varios miles de euros. Su personalidad se traslada a todos sus diseños, convertidos desde que salen de la fábrica en piezas eternas, sueños de coleccionista. El diseñador más universal de la moda española durante las últimas décadas es, en realidad, un ciudadanos del mundo: tiene sus oficinas en Londres, su taller en Milán, su negocio en Nueva York, su casa en Bath y su refugio donde diseña en La Palma.

 

Conseguir un par de 'Manolos' es una tarea ardua. Desde el momento en que se realiza el encargo pasan meses: el proceso de fabricación es absolutamente artesanal. Manolo Blahnik traslada al papel el modelo que ha imaginado y luego es esculpido en madera, para proceder a la creación de un molde de plástico en el que el diseñador suelta su imaginación para mezclar texturas, colores, materiales... Del prototipo se pasa a la producción del zapato en la fábrica italiana en Parabiago, de done sólo salen 80 pares al día.

 

Precisamente por la imaginación y talento de Blahnik es imposible hablar de qué ofrecerá la siguiente temporada porque él permanece ajeno a tendencias o modas. Ahí radica el encanto y la magia de sus diseños.

Además de las tiendas oficiales de Manolo Blahnik (en España sólo hay dos, una en Madrid y otra en Barcelona), pueden comprarse 'Manolos' a través de internet en la web www.nordstrom.com, donde se pueden encontrar modelos a precios muy interesantes.