Zenvo ST-1, un exclusivo superdeportivo con espíritu de F1

Uno de los coches más caros y exclusivos del mundo es el Zenvo ST-1, un superdeportivo fabricado de manera artesanal por la firma danesa Zenvo Automotive. Las prestaciones de este vehículo están en consonancia con su precio: 375 kilómetros por hora de velocidad máxima (limitada de manera electrónica), 1.104 CV de potencia, motor V8 de 7.000 cc, par máximo de 1.430 Nm, cambio manual de 6 velocidades y una aceleración de 0-100 de 3 segundos. El fabricante ofrece también un cambio secuencial de 7 velocidades derivado directamente de la F1.

 

Se trata de uno de los coches más rápidos del mercado y sus prestaciones son elevadas gracias a una mecánica increíble y al uso de materiales como plástico reforzado con fibra de carbono, chasis tubular de acero... Las prestaciones son prácticamente las de un F1, aunque el equipamiento corresponde a un coche de superlujo y su conducción resulta agradable y fácil, siempre teniendo en cuenta que debajo del pedal de aceleración se esconde una 'bestia' que genera más de 1.000 CV de potencia.

 

Estéticamente, el ST-1 es impresionante. Con una delantera muy agresiva, espectacular, angulosa y aerodinámica. La trasera es igualmente espectacular y original.

 

Zenvo Automotive se fundó en Dinamarca con un único objetivo: construir un superdeportivo. El prototipo empezó a desarrollarse en 2004 y en 2009 comenzó la producción en serie, limitada a 15 coches vendidos a clientes especiales y con la posibilidad de gastarse 1,38 millones de euros.

 

En 2011, cuando Bugatti desarrolló el Veyron Super Sport de 1.200 CV, esta marca decidió lanzar una versión potenciada del ST-1: subió el rendimiento a los 1.250 CV y denominó a la nueva máquina ST-1 50S. El motor es el mismo y solo se fabricaron tres unidades en tres colores distintos y destinadas al mercado estadounidense. Como detalle, Zenvo regalaba a los compradores un reloj suizo Aspen Zenvo valorado en 34.000 euros.