P1, el impresionante superdeportivo de McLaren ya está en la calle

McLaren aprovechó el legendario Festival de la Velocidad de Goodwood para la puesta de largo de su último superdeportivo: el P1. Se trata de un increíble vehículo de altísimas prestaciones y que es una derivación de los avances introducidos en la Fórmula 1.

 

El fabricante inglés, que presentó el concept car en París en el año 2012, ha apostado por un coche híbrido: cuenta con dos motores, el V8 twin-turbo de 3.8 litros que monta el MP4-12C y cuya potencia ha subido a los 727 CV, y un motor eléctrico KERS que aporta otros 176 CV. En total, son 903 CV a 7.500 rpm que permiten alcanzar una velocidad punta de 385 km/h, aunque está limitada electrónicamente a 350 km/h. La aceleración es estratosférica: 0-100 km/h en menos de 2.9 segundos, de 0-200 Km/h en 7 segundos, y de 0-300 km/h en 17 segundos.

 

El P1 tiene tracción trasera, está fabricado con un monocasco de fibra de carbono y una estructura de seguridad bautizada como MonoCage y que deriva de la empleada en el MP4-12C. La caja de cambios es de siete marchas y la combinación de los neumáticos Pirelli P-Zero Corsa y los frenos carbono-cerámicos detienen el vehículo con una eficacia asombrosa.

 

El motor eléctrico, alimentado por una batería que se puede cargar con el motor de gasolina o en un enchufe, permite circular durante 20 kilómetros a 50 km/h. El volante incorpora dos botones que activan dos elementos de la F1: el sistema IPAS (Instant Power Assist System), que suma la potencia del motor eléctrico al de gasolina de manera instantánea, y el sistema de reducción de carga aerodinámica DRS, que despliega el alerón activo trasero y mejora un 23 por ciento la resistencia aerodinámica.

 

La exclusividad está garantizada por el número de unidades que se fabricarán (375) y por su precio: algo más de un millón de euros.