BMW M4 Cabrio, lujo y exclusividad bajo las estrellas

BMW amplía con el nuevo M4 Cabrio su legendaria gama de modelos de altas prestaciones, agregando una atractiva alternativa más. El nuevo M4 Cabrio tiene las mismas prestaciones que la nueva berlina M3 y el nuevo M4 Coupé, aunque acentúa más su expresión estética de individual y refinado estilo, centrando su imagen en la exclusividad que significa conducir deportivamente un automóvil descapotable. El nuevo M4 Cabrio es el descapotable de quinta generación que prolonga la tradición de los coches deportivos de altas prestaciones aptos por igual para los circuitos como para el tráfico urbano.

El BMW M4 Cabrio recurre al elegante trazado de las líneas del modelo descapotable de la serie 4 de BMW. Gracias a su diseño, logra establecer un nexo armonioso entre la silueta elegante e inconfundible de equilibradas proporciones del coche con el techo abierto, y la expresión extraordinariamente dinámica de un coche tipo cupé (sin montante B) cuando el techo está cerrado. Considerando su expresión estética, el M4 Cabrio evidentemente también es parte de la gama de modelos BMW M3/M4. Así lo indican varios rasgos de diseño, entre ellos los marcados y característicos nervios del capó, los llamativos espejos retrovisores exteriores de doble soporte, así como también los abombados pasos de rueda delanteros y posteriores, que acogen llantas forjadas de aleación ligera de 18 pulgadas u, opcionalmente, de 19 pulgadas.

El motor del BMW M4 Cabrio es el mismo que se usa en la berlina M3 y en el M4 Coupé, es decir, el nuevo propulsor de seis cilindros en línea con tecnología M TwinPower Turbo y capaz de subir hasta altas revoluciones. El motor de 3.000 cc tiene una potencia de 431 CV, disponible a lo largo de un amplio margen de revoluciones. El par máximo es de 550 Nm. Considerando estos datos, el BMW M4 Cabrio no solamente es capaz de alcanzar prestaciones extremadamente deportivas (para acelerar de 0 a 100 km/h apenas necesita 4,4 segundos si está equipado con la caja de cambios M de siete marchas y doble embrague (opcional)), sino que también cuenta con suficientes reservas de potencia a las que se puede recurrir en cualquier momento si se conduce relajadamente, disfrutando del aire libre con la capota abierta.

El interior de la capota rígida abatible de tres partes del nuevo BMW M4 Cabrio está completamente revestido, por lo que su capacidad de aislamiento acústico es excelente y, además, ofrece un buen aislamiento térmico durante el invierno. Simplemente pulsando un botón, la capota puede abrirse en 20 segundos. Si lo desea el conductor, también puede hacerlo cuando el coche está en movimiento a una velocidad de hasta 18 km/h.

El BMW M4 Cabrio tiene un equipamiento de serie muy completo, pero el cliente puede adquirir numerosos equipos opcionales para mejorar la estética, el dinamismo y el confort de su automóvil. Los equipos ofrecidos por BMW Individual permiten conferirle al coche una personalidad muy propia y exclusiva, para disfrutar aún más de la conducción. Los colores y los materiales especiales pueden adaptarse perfectamente a las preferencias del cliente.