Continental GT Speed, el Bentley más rápido y poderoso de la historia

El Bentley Continental GT es uno de los coches más emblemáticos de la historia de la automoción. La primera vez que la palabra Continental entró en el léxico de la compañía británica fue en 1952 con la R-Type Continental -posiblemente el mundo primer Grand Tourer.- Con una velocidad máxima de 120 millas por hora se convirtió en el modelo de cuatro plazas más rápido del mundo en el momento de su lanzamiento. En total, se produjeron 208 unidades, muchos de ellos descapotables.

Bentley mantiene viva la leyenda del Continental con el nuevo GT Speed, un impresionante coupé de dos puertas, con un motor doble turbo de casi 6.000 cc que rinde la friolera de 635 CV y alcanza una velocidad máxima de 331 km/h y acelera desde parado a 100 km/h en 4,2 segundos . A pesar de semejante derroche de potencia y de prestaciones, el GT Speed es un coche absolutamente manejable y sostenible gracias a una mecánica y a una caja de cambios automática ZF de ocho velocidades que proporciona más economía, reducción de emisión de gases y una conducción eficaz.

Si el poder es ilimitado, el refinamiento en los acabados es igualmente infinito. Este modelo cuenta con un habitáculo totalmente rediseñado, con una tapicería más dinámica. Un ejemplo de la sofisticación de este coche es la posibilidad de incorporar paquetes como el 'Premier', que incluye, entre otras cosas, asientos ventilados con masaje, sistema de audio Naim for Bentley, cámara de visión trasera, doble reposabrazos delantero y llave de cortesía, o el 'Diseño Interior", que convierte el acabado interior en una auténtica obra de arte con pespunteado en contraste en todo el habitáculo y alfombrillas de pelo largo con ribete de piel. El precio de esta maravillosa máquina, paquetes opcionales aparte, oscila entre los 260.000 euros de la versión coupé y los 290.000 euros de la versión descapotable.