Aston Martin V12 Vantage S, poderío con estilo británico

Aston Martin ha lanzado su último modelo, el V12 Vantage S, un precioso deportivo de 573 CV que alcanza los 330 km/h. y que sustituye al V12 Vantage. Este coche monta un motor de seis litros, con 12 cilindros en V y transmisión automática de siete velocidades con levas en el volante. Este cambio lo confiere un carácter más deportivo si cabe a este automóvil y además le permite reducir de manera considerable peso.

 

El V12 Vantage S es un coche que incorpora los últimos avances en materiales, desarrollados sobre todo en competición. El aluminio es uno de los componentes principales del Vantage, lo que le confiere una ligereza increíble teniendo en cuenta el aspecto y las prestaciones del coche. Además, Aston Martin ha echado el resto en el sistema de amortiguación, que cuenta con tres posiciones distintas para mejorar el comportamiento del vehículo en función del tipo de conducción. También la dirección asistida puede ser regulada por el conductor.

 

La firma británica incorpora en este modelo un botón central llamado ‘sport’ que cambia por completo el comportamiento del coche: el acelerador se comporta de otra manera, la caja de cambios responde con más rapidez y el escape cambia de sonido. El conductor se sentirá, todavía más, en un coche de competición. Lógicamente, los frenos están en consonancia con las prestaciones del Vantage: discos cerámicos, con EPS, distribución electrónica de la frenada y control de tracción.

 

Si el aspecto mecánico es impresionante, Aston Martin tampoco ha escatimado detalles dentro de este modelo en cuanto a equipamiento: tapicería de piel, navegador por satélite, control automática de la temperatura, control de la presión de los neumáticos, equipo de sonido de alta fidelidad…